Uno de los poemas que me dejó, mi querido Paco, en el ordenador.


 

Y quiero compartirlo con ustedes:

 

 

Canarias.

A santi santana, paco sevilla.

Lágrimas verticales,

y biombos en a, en b, y en 32 paralelas bailarinas.

Sándwich mixto de meridiano de greenwitch

Y Sardanápalos. Aloha de la sal y la cristalografía.

El gimnástico devenir epiceno. Y las mayúsculas en voz baja.

La sombra amarilla y telúrica de los mosquitos en celo.

La luz herida. Canarias al fondo de la luz del sol. Unicornio mágico.

La llave de paso de los idos por el espacio que espera sembrar segunderos.

Y, de pronto, nunca y aquí, devuelto el aire al aire, y

estar sentado como si todo devolviera un pisco de viento.

Algo le debo a la tierra, a la luna, al amor, justo aquí,

Tierra color gentes, manitúes y guanches por las avenidas,

Justo antes de pronunciar mi nombre al aire y porque sí.

 

Y un pequeño juguete literario:

 

Larará, lararí, larará…

césar, paco y santi pacá y payá.

Etcéteramente.

 

Paco, te quiero y lo sabes… ¡no te vayas a quedar dormido!

Un abrazo compañero,

Un abrazo amigos míos,

Narwhal Tabarca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: