anciana-de-horqueta-2

Un comentario el “anciana-de-horqueta-2

  1. Pocas veces he encontrado un ensimismamiento parecido al de este señor. Tremendamente pensativo, su silencio parecía tener un mensaje: “aún queda mucho por hacer”, parecía decir. Recogió su paquete de semillas y fue directo a su casa, a plantarlas en su huerto. El campesino paraguayo es un hombre comprometido con el trabajo, y este no es más que un buen ejemplo de ello.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s