anciana-de-horqueta-3

Un comentario el “anciana-de-horqueta-3

  1. Esta señora, de mirada triste y facciones humildes, parecía acercarse a nosotros desde una lastimosa pequeñez. Nuestro trato cariñoso y delicado hizo que al final sintiera la ayuda no como una dádiva caritativa, sino como un apoyo para sacar a su comunidad adelante y en el cual, sus plantaciones eran, también, un elemento fundamental. Esa es la gran diferencia entre la caridad, vertical por definición, y la cooperación al desarrollo, horizontal, digna, comprometida.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s