Me ha dicho Chejov que está dentro de mí y va a hacer maravillas. Voy a leerme a Rimbaud a ver si se me pasa.


 

Esto es lo que acaba de decirme Paco Sevilla. Estar cerca de Paco es afrontar de contínuo y con cierta lástima, la fugacidad indeseada de la memoria fragil. Desde luego, cada vez que habla regala citas al viento que no son más que auténticas declaraciones de intenciones en toda regla. Durante la cena todos le escuchábamos boquiabiertos (ya por las risas, ya por las sorpresas, ya por la admiración o quizá por el conjunto de todo ello). “Lo único que le falta a Bush para ser perfecto es… un psiquiatra” ” hoy, dia de las madres, estoy desmadrado” “que (tal persona) rasque con un papel de lija su soledad”, son algunas (casi ninguna) de las frases geniales que ha proferido esta noche.

Ahora, mientras escribo estas líneas, efectivamente, ojea una biografía de Rimbaud de mi librería. Este poeta no para de crear, y sin embargo, nos ha suplicado que no le demos demasiada importancia.

Paco, qué grande eres.

Un fuerte abrazo, una amplia sonrisa.

Narwhal Tabarca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: