Ay! que cosas tiene la vida!


 

Que tal queridos?

Mañana parece que terminará este fin de semana tan lleno de sorpresas. Y sé que tendré añoranza de él cuando pase, cuando sea lunes por la tarde y piense que todo sigue por aquí y que nada de lo que pasó era esperable. El jueves recibí una llamada de Paloma Russo, me comentaba que habían llegado unos amigos suyos a la isla, que estaban en el aeropuerto y que no sabían qué hacer. Bueno, bueno, bueno, pensé yo, son amigos de Bea Russo, están en mi territorio y no saben que hacer!, esta es la mía… y lo fue. Los recogí en el aeropuerto, fuimos a taurito y allí comimos. Poco tiempo me hizo falta para darme cuenta de que tenía que agradecerle a la Paloma Russo que hubiese contado conmigo para atender a sus amigos, que ya consideraba míos. Los cuatro viajeros se conocieron en el instituto. Sergio, Jorge, Javi, y Luis. Desde entonces la vida pudo ponerles mil trabas para que siguieran juntos, pero la voluntad ha sido mayor. Uno, Luis, oposita para algo de arte… solo recuerdo las diez horas que me dijo que estudiaba a diario que fué precisamente lo que me explicó la buena forma que tiene de divertise; Sergio y Jorge tienen un negocio en el aire, una multinacional de zumos cuyo nombre me reservo por evitar que algún espabiladillo se los robe (es broma, pero sigo sin decirlo), y el cuarto decidió hacerse actor, Javi Pereira, un tio cojonudo, un pícaro sin remedio y todo un galán alternativo. Mañana se van, y dejan atrás un concierto del WOMAD, Una noche de derroche de libertinaje en Plaza Maspalomas y el Duke´s, dos noches (ayer y hoy) en el centro de salud -lo siento compañeros, el azar es caprichoso-, y una preciosa vuelta a la isla que nunca dimos y que espera a que vuelvan para disfrutarla.

No se bien si terminará alguno de los cuatro por esta Web, si es así, gracias por haber venido, gracias por dejarme atenderles, por las risas, por la casualidad de los caprichos de la vida, por la confianza, por la paciencia, por haber dejado algo de sol para los canarios, por zumoak (ya se me escapó!), por la lavadora dando vueltas interminables, por mauritania, por senegal, gracias amigos nuevos, gracias amigos eternos. Les espero en su casa del atlántico, ya saben, a la altura del Aiun.

Un fuerte abrazo amigos míos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: