Las ansiadas fotos de la barra.


 

Estimados amigos,

como lo prometido es deuda, aquí les dejo las fotos que he tomado esta tarde en el local. Para que vean la barra qué bonita es!. AY! me estoy enamorando!!!

 

 

 

Ya les seguiré poniendo fotos. Que esta semana están que se salen aquí los maestros constructores de la obra.

Un abrazo!

3 comentarios el “Las ansiadas fotos de la barra.

  1. Hola Santi, al fin visito tu espacio en internet, primero, felicitarte por esta iniciativa cibernética donde compartirás todas tus esencias humanas. En segundo lugar, también, pedirte que me avises para la inauguración.
    También tengo un pequeño espacio donde desde hace un año más o menos vengo escribiendo mis vicisitudes existenciales, se llama “Ruido” y está en http://www.heliodoro.bitacoras.com, espero que lo visites y me dejes tus comentarios.
    Mi mail: heliodororm@hotmail.com, avísame para lo que sea.
    Ya te escribiré con un pizco más de fundamento cuando el cansancio se despegue de mi cuerpo.

    Un abrazo.

    Me gusta

  2. Pues santi, ahora estoy más despejado y te dejo un poema de esos que uno pare en días aciagos ausentes de toda clase de ternuras de rayos de sol y de infelicidades manifiestas.

    Un abrazo, espero lo disfrutes o gustes o si no, frútalo y disfrútalo.

    A la salud de los que estamos muertos…

    … a la salud de los que bebemos vasos vacíos de nada.
    A la salud de los que tragamos vida
    y no nos queda más remedio que vivirla.
    A la salud de la enfermedad y de la muerte.
    A la salud del desamor y la mierda.
    A la salud del sinsabor.
    A la salud del amargo y el dulce.
    A la salud de las putas de las calles.
    A la salud de los niños maltratados.
    A la salud de los ángeles caídos.
    A la salud de los perros abandonados,
    de las esquinas sin puntas,
    de los berrinches en las casas pobres,
    de mamá tengo frío.
    A la salud de me siento solo,
    de las sillas rotas
    del Dedo de Dios partido.
    A la salud de dios inmisericorde.
    A la salud del demonio burlón.
    Bebo en un vaso vacío sin saludes.
    Bebo en un vaso vacío, nada de nada.
    A la salud de la tristeza contenida.
    A la salud del mediodía despierto.
    A la salud de las mañanas con pájaros cantores silenciosos.
    Brindo con vasos vacíos de melancolía
    junto con todos aquellos que me hacen compañía
    en esta soledad sola de espanto.
    Brindo con vasos vacíos de tantos
    llantos en los que nunca lloré y sí
    que nunca reí y viví.
    Brindo con vasos vacíos de añoradas sin ternuras,
    de lunas vacías, de cuencos de ojos,
    de calaveras torcidas, muertas de horribles males.
    Brindo a la salud de mi padre, un hombre infeliz.
    Brindo a la salud de mi madre, una mujer triste.
    Brindo a la salud de mis hermanos, consecuencias de un pasado
    que nunca debió ser.
    Brindo a la salud de Crisol, lo más hermoso.
    Brindo a mi salud, porque estoy empezando a estar muerto.

    Jueves 26 de enero de 2006.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: