Compañeros, no me olvido de ustedes.


Queridos amigos,

Sé que hace tiempo que no les cuento como va el Cuba libro. Ese ha sido, empero, el motivo de mi silencio. Estamos desbordados ahora mismo con los últimos suspiros de la obra. Sí les cuento, sin embargo, que ya tenemos la extracción colocada y mañana mismo colocarán el aire acondicionado. Las estanterías también quedarán terminadas esta semana, así como la barra (la encimera) y los puntos de luz definitivos. A ver si nos conectan la luz ya, que de momento estamos tirando con la luz del edificio y, claro, después de hacerlo todo comenzaremos las dos últimas etapas, que no son menos laboriosas que estas: limpieza y decoración. Es decir, queda aún mucho trabajo por hacer aunque ya hemos adelantado bastantes cuestiones de estas dos fases. Tenemos los precios cerrados con todos los proveedores (parece que no pero da trabajo también) y además ya están encaminadas todas las piezas de menaje y vajilla. Los proveedores se han portado la mar de bien.

Me sabe mal no ponerles un video que he grabado paseando por el local para que lo vean tal cual está ahora mismo, pero lo tengo en las maletas de la moto y, realmente, no me apetece mucho bajar al garaje a buscar la cámara ahora mismo. Sé que me lo van a perdonar, básicamente por que es la una y media de la mañana y dentro de unas horas (a las ocho) quedé con el aparejador para que me firme unos planos que tengo que presentar para su visado mañana mismo en el Colegio de Aparejadores de Las Palmas.

La novela va muy bien. Pero he encontrado un pequeño problema que creo haber solucionado ya. Para que fuera creíble necesité introducir otra trama paralela más, y para ella era preciso tener dos personajes. Ya creo haberlos encontrado y cuadran. A ver que tal se comportan luego en el devenir de los hechos.

En fin mis queridos, aquí sigue todo igual, contínuamente montados en el cambio. Desde que encuentre un hueco les quiero hablar un poco de una pelicula que vi el sábado en el cine: LA CIUDAD PERDIDA. Salí indignado por muchos aspectos, pero ya les contaré ya. Si se quieren cabrear un poquito, vayan a verla, hace tiempo que no veía un sensacionalismo peor. Es la objetividad de pacotilla de los reyes cubanos de hollywood, los grandes exiliados y, como no, americanizados ya hasta las muelas.

Pero no les adelanto nada. Ya les hablaré más distendido del asunto. Eso sí, les prometo que antes, mañana mismo, les coloco el video prometido.

Un fuerte abrazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: